Gobierno de AMLO va por el control a medios de comunicación: propagandistas colocan el tema 

Con la reforma al Poder Judicial prácticamente asegurada gracias a la aplanadora que tendrá morena en el Congreso, el siguiente paso para la 4T parece ser el control de los medios de comunicación, pues algunos propagandistas del régimen ya empiezan a colocar el tema en el intercambio público.

Este martes, cada uno por su lado, dos comunicadores afines al gobierno de Andrés Manuel López Obrador hablaron de la “necesidad” de una reforma en materia de medios de comunicación para quitarles poder y evitar que digan “mentiras” y elijan a sus propios jueces y magistrados.

Julio Hernández López hizo un video hablando de lo “imprescindible” que es una reforma a medios de comunicación. En un tuit dijo que “sería preocupante que televisoras como Tv Azteca y Televisa eligieran a sus candidatos al Poder Judicial e hicieran campañas a su favor”.,

Lo que no dijo y que es más preocupante y obvio es que sería el propio gobierno federal el que elija a sus propios candidatos y los imponga y lo mismo para el crimen organizado. Pero “Astillero” puso el acento en los medios de comunicación, que desde el inicio de este gobierno AMLO pretende acallar y controlar.

Una postura igual la comunicó el caricaturista afín al oficialismo conocido como “Rapé”, que también su cuenta de X que “urge” una reforma de medios de comunicación.

“Sabiendo que grandes medios de comunicación suelen encumbrar títeres convenientes a sus intereses, urge considerar –aparte de la reforma judicial– alguna forma de obligar a los todos los medios a que sean éticos, no mentir y siempre contextualizar con datos verificados”.

El “monero Rapé” no tuvo disimulo y habló directamente de “obligar” a los medios a informar en cierto sentido, que él definió como no mentir y contextualizar. Se infiere que esa ausencia de mentiras que quiere que se dé por ley no sería otra cosa que únicamente difundir los datos que el gobierno quiere y autorice.

Al respecto, el director de etcétera, Marco Levario Turcott, exhibió en sus redes sociales ambas publicaciones y calificó a “Astillero” y a “Rapé” como unas “partículas del complejo organismo de la propaganda oficial” que sirven a las indicaciones del régimen y las presentan como ideas propias.

“Su trabajo es hacer propaganda y husmear en el estiércol de las pretensiones autoritarias. Ambos proponen que el gobierno federal aplaste la libertad de expresión definiendo criterios sobre lo que se puede o no informar y cómo. Los pretextos son lo de menos. Esas pequeñas partículas obedecen al poder y por eso lanzan esos mensajes. Están derrotados de antemano, porque la libertad la ejercemos sin pedirle permiso a nadie”, afirmó.

Información Etcetera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.